Del Videoarte al Net.Art

Hay videoarte más allá de FLUXUS

 

veiling-viola.jpg
Bill Viola. The Veiling. Videoinstalación, 1995

 

 

Aunque fundamentales, el videoarte no se acaba ni con los nombres citados ni con Fluxus. Sería una nueva historia interminable intentar la inacabada historia del videoarte, así que os selecciono algunos nombres: Bill Viola y, de nombre impronunciable -y del que ya vimos lgo a propósito de El Acorazado Potemkin, de Eisenstein-, Zbigniew Rybczynski. Debo agradecer a Metrópolis, programa de TV2, haberlos conocido a ambos “años ha”, así como a la serie El arte del vídeo que ya os cité.

 

BILL VIOLA Estadounidense, nacido en 1951 y formado en la universidad de Siracusa donde conoció a creadores como Nam June Paik. Es uno de los pioneros de las videoinstalaciones. A principio de los años 80, el descubrimiento de la religiosidad oriental y el misticismo dio un giro a su obra,, marcado por la espiritualidad. Su trabajo se distingue por su innovación tecnológica y por su profundo arraigo con el arte del pasado. Se inspira a menudo en la iconografía y la filosofía de la tradición europea y oriental. Entre sus temas favoritos: la muerte, la incomunicación, la mitología o el sueño y lo onírico.

viola_polaroiz.jpg

 

[La imagen que inicia la página pertenece a The Veiling, una de las cinco partes de la mega-video instalación Buried Secrets (1995) que Viola presentó en la Bienal de Venecia, y apunta a otro de los elementos que incomunican a las personas: la barrera de las apariencias. Dos proyectores de video enfrentados proyectan imágenes interceptadas por una serie de velos (los 10.000 velos de Alá, según una nota de Viola en el croquis del proyecto original), de un lado un hombre y del otro una mujer, yendo hacia un mutuo encuentro que nunca se produce. Desde Wikipedia tenéis enlace a su página personal / en Vodpod un breve documental con algunas de sus obras]

 

Y un par de ejemplos. La primera, Migration, es una de las primeras obras de Viola. Según información en la Fundación La Caixa: acciones ante la cámara confrontando los elementos perceptivos psíquicos y físicos, y la tecnología del vídeo. Es un ejercicio de percepción y representación, de ilusión y realidad, de relación entre microcosmos y macrocosmos, entre naturaleza y conciencia. La segunda recorre su participación en la última Bienal de Venecia.

 


Migration, 1973

 


Bienal de Venecia, 2007

 

 

ZBIGNIEW RYBCZYNSKI (Polonia, 1949) es uno de los realizadores de cine y vídeo más innovadores y originales de los años 80. Gracias a la ley marcial del ’77 en su país, este miembro activista del movimiento “Solidaridad” se trasladó a Austria, donde dejó de lado el género documental para experimentar con las nuevas tecnologías aplicadas al arte de la narrativa. El Oscar que mereció su corto Tango en el 83′ lo llevó a trasladarse a U.S.A, donde fundó Zbig Vision, encargada de realizar los primeros experimentos en televisión de alta definición de la historia. Desde los primeros cortometrajes realizados en su país natal hasta las últimas producciones en televisión de alta definición y vídeos musicales en Estados Unidos, los trabajos de Rybczynski han creado un nuevo estilo en la realización audiovisual. ¿Su temática favorita?, la continuidad espaciotemporal. En sus cortometrajes trabaja, en general, el formato de gag humorístico basándose en la ruptura de códigos establecidos, donde la ley gravitatoria, la relación causa-efecto, lo figurativo y lo abstracto…

 

Fragmento de Steps, (obra de 1987 de la que ya vimos algo en clase, e incluso es posible que podáis verla en Youtube), en la que mezcla turistas americanos con los personajes de la película de Eisenstein, El acorazado Potemkin, y precisamente en una de mis secuencias favoritas, como ya bien sabéis, La escalinata de Odessa. Está en inglés pero como la secuencia ya está vista en clase no tendréis problemas.

 


Tango, 1981

 

En Tango toda una serie de personajes, que representan distintos momentos, se superponen unos a otros en una habitación: una acumulación de tiempos en un mismo espacio a partir de la entrada de un balón en la habitación y un niño que entra a recogerlo. En la realización de este cortometraje de 8 minutos, Rybczynski invirtió 7 meses —a un ritmo de trabajo de 16 horas diarias—, elaboró 16 mil láminas e hizo cientos de miles de exposiciones en una máquina de efectos ópticos.

Este corto le sirvió para ganarse un Oscar en 1983. Antes ya había ganado en Annecy International Animated Film Festival, en 1981 o en Cracow Film Festival, bronce en el mismo año.

 


Muestra de la colaboración de Rybczynski con Yoko Ono en este videoclip del tema Hell in Paradise, del disco Starpiece de 1997

 

 

 

Otros recursos

 

bill-viola.gif Obra de Viola que enlaza a una página sobre videoarte

mediateca.jpg Sobre video de creación con información y la posibilidad de ver trabajos de algunos de los creadores: Ant Farm, Peter Campus, Gary Hill, Edín Velez, Nam June Paik, Bill Viola, Robert Wikson. En la Mediateca on line de la Fundación La Caixa.

 

 

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: